14. AGUA



Dos cortas sobre el agua.

Be water my friend” aconsejaba Bruce Lee. ¿Cómo ser cómo el agua? Si te invitan a la sinagoga, ve y celebra con el Iom Kipur, regocíjate, y luego vuelve a tu casa sin haber perdido o ganado nada.

Otra sobre el agua: Ver a los demás como a la lluvia. Si no puedes controlar la lluvia ¿Qué sentido tiene enfurecerte con ella?

No hay forma de perder  cuando consideramos a los demás como simples condiciones externas más allá de nuestro poder. Esa esperanza, por pequeña que sea, que mantenemos de que podemos cambiar a alguien si lo fastidiamos por suficiente tiempo, esa esperanza, es la que complica todo.

Nadie cambia a nadie.

0 comentarios:

Publicar un comentario